Redes Sociales:

Rehabilitación de Piso Pélvico

Inicio Rehabilitación Piso Pélvico

La incontinencia urinaria, fecal y ciertas disfunciones sexuales son algunos de los problemas tratados con reeducación de piso pélvico, una terapia que contempla un conjunto de técnicas kinésicas y procedimientos específicos para tratar diversos trastornos, tanto en niños como adultos.

 

Hoy, esta terapia es el tratamiento conservador (no quirúrgico) de primera línea para la incontinencia urinaria, fecal y en caso de relaciones sexuales dolorosas (dispareunia) y dolor pélvico crónico. Puede también ser útil en personas que sufren de constipación o alteraciones del tubo digestivo terminal y en embarazadas con incontinencia de orina, entre otros. Por eso, la mayoría de los pacientes que se somete a esta terapia son derivados por urólogos, colo-proctólogos, ginecólogos, obstetras, neurólogos y neurocirujanos.

 

Terapia exclusiva para niños

 

En la medida que ha ido creciendo la demanda, la rehabilitación del piso pélvico ha sido requerida también por médicos urólogos, nefrólogos, gastroenterólogos y cirujanos infantiles, entre otros.

Por eso, desde noviembre del 2017 que Pancurita cuenta con una kinesióloga especialista en rehabilitación de piso pélvico en pediatría y de adultos. Además se incorporó a mediados de Octubre del 2018 el Dr. Luis Bofill con especialidad de Nefrólogo Infantil.

 

“Esta terapia está indicada en niños y niñas con patología urológica y nefrológica, cuyas manifestaciones clínicas pueden ser incontinencia urinaria diurna y nocturna, infecciones urinarias a repetición, vaciamiento incompleto de la vejiga, dolor durante la micción y otras. Otro grupo importante  de pacientes  que se beneficia con esta terapia son los que poseen  alguna patología ano-rectal que se manifiesta con constipación o con incontinencia  fecal”, explica la profesional.

 

Este tipo de problemas altera la calidad de vida en la infancia, interrumpiendo muchas veces la actividad escolar, disminuyendo la autoestima y causando en ocasiones alteraciones graves en estructuras como vejiga, riñones o intestino.

Se recomienda iniciar el tratamiento kinésico entre los cuatro y cinco años, ya que se requiere de la participación activa y la cooperación del paciente. Ocasionalmente, este tratamiento se puede iniciar a edades más tempranas.

 

El objetivo es enseñar al menor a reconocer y utilizar adecuadamente su musculatura perineal, a educar su capacidad de orinar y/o defecar adecuadamente, y facilitar que mantenga estas conductas en el tiempo. Para ello se utilizan técnicas kinésicas como ejercicio terapéutico, técnicas de relajación y de facilitación, biofeedback y reeducación de los hábitos miccionales y defecatorios.

 

“Debemos lograr que el paciente identifique su musculatura perineal y reconozca su función, de tal manera que lo aprendido llegue a ser una conducta permanente en el tiempo, al igual que los nuevos hábitos”, concluye la profesional.

 

Cotiza a través de nuestro formulario o nuestros números telefónicos.

Solicitar Contacto

Hablemos

Si así lo prefiere, puede contactarse con nosotros llamándonos a los siguientes números.

+32-2385111
+32-2385137
+56 9 7989 9381